actoresPor Alice Socorro Peña Maldonado

Hemos estudiado en el artículo Construyendo Agendas ¿para las élites o para los pueblos? (https://noticierointernacional.wordpress.com/2016/01/25/construyendo-agendas-para-las-elites-o-para-los-pueblos/) la necesidad de conocer cómo está constituido el sistema mundo, como funciona, sus propósitos y su forma de actuar para mantener a los ciudadanos y los pueblos bajo su control y dominación, así como para apropiarse de sus recursos naturales. Además del uso de las agencias de noticias para imponer sus intereses y perspectivas económicas

actores

En esta entrega se señala la importancia de la investigación de la información y comunicación desde la geopolítica del conocimiento donde la continuidad histórica (visión lineal de la historia: pasado-presente-futuro) y la geografía así como las condiciones y factores que la determinan (visión circular de la historia: lo social, lo económico, lo político, lo militar, lo jurídico, etc.) produce o reproduce un sistema cultural de creencias y mitos donde los actores individuales y colectivos con sus cargas simbólicas e imaginarios colectivos generan eventos y acciones históricos que se visibilizan en relatos y narraciones sociopolíticos. Se resalta así las categorías de sujetos históricos como las élites o movimientos políticos, económicas y sociales cuyas acciones afecta o favorecen la opresión o la liberación y donde el discurso convertido en palabra e imagen adquiere un poder per se, por lo que muchas veces se construyen desde laboratorios gooebelianos donde lo que cuenta es repetir mil veces una mentira para convertirlas en una verdad irrefutable, llegando muchas veces a ocultar la propia verdad de los acontecimientos históricos.

  • La historia es triple temporalidad

Cuando estudiamos la historia de nuestro país, del mundo o incluso la nuestra encontramos que está vinculada con el pasado al estudiarse los hechos y eventos sucedidos y las vinculaciones con las personas más significativas y relevantes. Pero esto remite más a una visión antigua de mirar las cosas (las ocurridas) que a la propia realidad que está en movimiento. Debemos tener presentes las siguientes consideraciones de la temporalidad:

En primer lugar, la temporalidad pasado es parte de la historia, si vemos la historia desde su dinamicidad y continuidad, caracterizado en el imaginario colectivo, los valores, las actitudes y acciones concretas y las creencias y los mitos del pasado que aún hacen vida en la cotidianidad por lo que analizar los condicionamientos históricos resultan necesarios para reconocer en el presente sus consecuencias prometedoras o perturbadoras.

En segundo lugar, la temporalidad presente es un resultante del pasado, es la consecuencia de la confluencia del sistema y el mundo de la vida manifestada en su dialéctica, sus antagonismos y contradicciones. Una visión historicista permite ver la realidad como el producto de un devenir histórico, que requiere un estudio de la historia como proceso a partir de la sistematización de los hechos y eventos históricos en una sucesión. Más en el presente pasan hechos y fenómenos autónomos del pasado dándole novedad o retroceso a la realidad histórica de hombres y mujeres de allí la lectura de los factores sociales políticos, económicos y culturales permiten centrarse y focalizar produciendo discursos y acciones concretas para el cambio y la transformación o prevenciones en vista al futuro.

En tercer lugar, la temporalidad es futuro pues lo que pasó ayer y sucede hoy va a tener repercusiones en el tiempo por venir. Futuro que debe ser entendido como la posibilidad de generar nuevas realidades o de impedirlas, de preparar, formar y producir identidad, liderazgo y ciudadanía de una nación y sus vínculos con otras realidades e intereses más complejos. Visualizar el futuro permite tomas de decisiones a tiempo para evitar errores y consecuencias fatales. Se trata de entender que la historia se repite hasta que no se aprende la lección.

Para el estudio de los tres tiempos es necesario aplicar diversos paradigmas, métodos y técnicas orientadas a la reflexión de los discursos y las acciones del pasado y presente.

Estudiar la temporalidad como un todo permite desentrañar nudos críticos, dilucidar situaciones y complejidades y construir nuevos argumentos para la comprensión de los hechos y fenómenos históricos estudiados.

Ahora bien no es suficiente estudiar la acción de personas prominentes es necesario tener la referencia histórica desde abajo, es decir la narración o relato desde la perspectiva de la gente ordinaria, en lugar de personajes históricos o que han tenido cargos relevantes. Se trata de la historia construida por todos y no desde unos pocos, porque la historia es acción colectiva, tal vez dirigida por un líder o varios. Y que muchas veces resultan ignorados e invisibilizados en el discurso oficial y en los periódicos locales.

“Es común pensar que la historia solo fue escrita por grandes hombres, por sus importantes decisiones y su espíritu superior a sus semejantes del entorno, pero gracias al quiebre paradigmático, las necesidades historiográficas fueron más allá, interpretando los hechos con mayor detalle y descubriendo el protagonismo del hombre común” (Monsalve, 2009) http://cienciaenel2009.blogspot.com/2009_04_01_archive.html

La historia desde abajo se plantea como la opuesta a la historia tradicional del clasicismo, basaba en las grandes personalidades de la historia y se entiende la historia del pueblo, la historia marginal u olvidada de la gente corriente. (Georges Lefebvre, Jim Sharpe, Edward Thompson).

La Historia desde abajo resulta interesante porque lo oculto y lo olvidado se rescata y se actualiza, lo que no siempre resulta fácil su búsqueda pues la historia oficial la niega. Pero ¿qué puede significar desde abajo? ¿Será acaso el pueblo? Pero este concepto resulta complejo y representa una diversidad temática en el momento de reconstruir un hecho y fenómeno histórico la cual lo limita a la historia a una época.

Este enfoque ofrece nuevas ventanas de conocimiento y complementos para el periodista investigador y tener acceso al imaginario colectivo que soporta los procesos sociales, políticos, económicos y culturales. (Jim Sharpe; “La historia desde abajo” en Burke, Peter; Formas de hacer historia, Madrid, 1993.)

Es importante señalar el valor de hurgar la memoria histórica que se produce en los procesos culturales y este un espacio para precisar los imaginarios fundantes y actuantes de los grupos, colectivos y pueblos que accionaron con sus saberes y prácticas y dieron perfomance a nuevas realidades. Los mitos y condicionamientos subyacentes en la cultura que favorecen o no las realidades estudiadas.

Cada pueblo, país o nación tiene un mundo antiguo, moderno y contemporáneo que es necesario explicar, comprender y valorar lo que permite desarrollar intuiciones y perspectivas a partir de los cinco componentes de la historia de la mentalidad de los pueblos: lo racional, lo emotivo, lo imaginario, lo inconsciente y la conducta.

El periodista internacional para ser capaz de afrontar la noticia internacional con toda su complejidad debe incorporar la historia desde abajo, desde los actores sociopolíticos que como sujetos históricos reflexionan y actúan para constituirse en conciencia y acción sociopolítica diferenciada del “establishment” o “centros oficiales de poder y la matriz de relaciones oficiales y sociales dentro de la cual se ejerce el poder” (Fairlie, 19)

De no hacerlo significa que reproduciría la versión oficial de quienes buscan mantenerse en el poder negando la presencia de las multitudes y colectividades.

Abordar así la historia implica marcos teóricos orientados al estudio de la historia como el materialismo histórico y dialéctico de Carlos Marx y Federico Engels, los discursos de Antonio Gramsci sobre el sujeto histórico, político y social y bloque hegemónico y contrahegemónico, así como el intelectual orgánico.

Por otra parte, Paulo Freire autor del libro “Pedagogía del Oprimido” (1970) desarrolla el proceso de concienciación y las teorías de la Acción Dialógica y Antidialógica permitiendo profundizar como los sujetos individuales y colectivos son sometidos a la deshumanización y solo con la concienciación entrarían a la conciencia y acción política y liberación.

En cuanto al discurso escrito encontramos a Teun A. Van Dijk quién explica la relación del contexto y el texto. Por cuanto al contexto es el entorno en que el texto surge a la vida y determina el texto. Y el texto es la unidad semántica que proyecta significados (nivel superior) y el individuo en el proceso socio-semántico da significado y sentido que crea nueva realidad mediante sus actos y el de los otros, mantiene un orden adecuado y se conforma y modifica continuamente en la interacción conversacional. No hay texto sin contexto y texto sin contexto es un pretexto. Es básico comprender estos dos conceptos pues sobre estos se delinea el discurso oral, escrito y de acción. Y en el estudio de la realidad informativa esto es fundamental pues se trabaja con ellos. Ya J. Austin nos presenta las características de los discursos: de ruptura, posibilidades y de acción lo que nos permite distinguir y avisorar las posibles intenciones de quién envía la información. El discurso es un evento comunicativo y estudia el texto dentro de un contexto.

Todo esto nos permite comprender la realidad y este acto hace que nos incluyamos en ella desde lo ético por la causa que embarga.

  •  Lo lineal y circular en el estudio de la historia y el contexto

Debido a que la aproximación de la realidad histórica en función de la noticia internacional resulta complejo se necesita asumir metodologías, pues sabemos la realidad en si es inabarcable en cambio estudiar el contexto puede permitirnos perspectivas diversas que hacen posible un análisis exhaustivo y pertinente. Para esto se requiere de un marco teórico y metodológico que favorezca la comprensión histórica donde el sujeto se incluya en las luchas y reivindicaciones de los pueblos, no sin comprender los condicionamientos y factores históricos, así como los intereses que se juegan entre los actores o sujetos que visibles e invisibles están confrontando o luchando.

Para el mundo occidental el estudio de la historia se hace desde la linealidad del pasado, de hechos ocurridos y muchas veces lo separan en eras, períodos o etapas, no así para el mundo oriental y de nuestros pueblos originarios que consideran que la historia se repite como sucede con la vida humana (nacimiento, desarrollo, reproducción y vejez) de generación en generación, a no ser que ocurra situaciones que hagan ruptura o quiebre histórico. Debemos entender que el mantenimiento del sistema se hará en la medida que se proteja las condiciones “positivas”” y se afronte las “negativas” en la superación de los antagonismos destructores y contradicciones existentes.

Estas miradas se complementan, no basta una sola, pues ambas tienen sus propias limitaciones y necesitamos perspectivas complejas y diversas. Dado que la realidad y el contexto resultan con grados de complejidad e incertidumbre diversos, así también la noticia como hecho y fenómeno por lo que hay que elegir entre dos caminos:

abordaje

Verla como una totalidad favorece la construcción de un discurso emancipador y transformador pero estudiar las noticias focalizando solo ésta el relato aparece fragmentado y reduciendo la realidad lo que impide producir información válida y pertinente para el ciudadano y los pueblos. Conforme a la construcción de una noticia desde el periodismo tradicional este simplifica de tal modo que no informa en el sentido de derechos ciudadanos y para la conformación de tomas de decisiones a favor de todos. Pero la ilusión persiste cuando la gente cree que leyendo noticias en diversos medios sobre un asunto está informado. Sentirse informado es otra cosa, es tener acceso a la nota informativa que tiene impacto y alcance en su vida como ciudadano ya sea para su comunidad, su ciudad, su nación y otros pueblos del mundo y que le sirva construir su propio criterio frente al mundo que le rodea. ¿Se puede opinar cuando lo que recibimos no es información? ¿Podrá generarse auténtica opinión pública cuando quienes hablan en los medios responde a intereses de grupos económicos y políticos? ¿De parte de quienes podemos responsabilizar de estos? ¿El gobierno o Estado, los grupos de poder mediático o el mismo ciudadano? A mi parecer el ciudadano como individuo y colectivo tiene una responsabilidad mayor pues si falla el control y regulación por parte del Estado o se impone el poder de grupos económicos él puede influir para que estos actúen adecuadamente a favor de todos y en la garantía del derecho a la información y de opinión.

Ahora ¿cómo estudiar la realidad y el contexto desde lo lineal y lo circular?

1. Aproximación desde la perspectiva lineal

Como observaran en el cuadro “Aproximación a la noticia desde lo lineal” concurren las tres temporalidades estudiadas anteriormente pero con las posibles técnicas para sistematizar la información.

Imagen2

En esta primera aproximación es necesario leer diversas fuentes: periódicos, enlaces de internet, entrevistas de expertos y documentales, que permita desarrollar intuiciones y posibilidades de investigación y miradas.

Los relatos escritos, orales y visuales resultan una fuente básica en la búsqueda de información, solo que hay que ordenar y organizar de acuerdo a los fines de investigación periodística.

2. Aproximación desde la perspectiva circular

En el siguiente cuadro “Aproximación a la noticia desde lo circular” se presentan diversos ámbitos tanto del sistema como del mundo de la vida relacionada con la noticia informativa y que están vinculadas unas a otras. Desde una visión sistemática y holística cada una afecta o perturba el funcionamiento de la otra.

Imagen3

Al analizar el hecho o fenómeno informativo desde estos componentes, se logra comprender muchos aspectos que causan o resultan consecuencias del suceso. El tener una visión más completa del objeto de estudio y organizar mejor las reflexiones permite un primer análisis para percibir aspectos que la aproximación lineal difícilmente lograría.

Este esquema funciona como un mapa mental que permite integrar todo en función al objetivo y desechar aquella información irrelevante para el estudio. En necesario encontrar los datos más exactos y actualizados sobre cada ámbito que permita reconocer la complejidad de un suceso informativo.

  • La territorialidad y los recursos geoestratégicos

La historia de la humanidad se ha visto sumergida entre guerras y conflictos tribales por los espacios geográficos que reúnen mayores condiciones de vida, para la producción de alimentos así como aquellos recursos necesarios para la invención y la seguridad. Esto no ha cambiado a pesar de hablarse de un mundo civilizado que entre conquistas e invenciones lograron instituirse en imperios, tal es el caso del Imperio Romano y Bizantino. Imperio es una palabra de origen latino se refiere a la etapa histórica donde una etnia o nación, desarrolla una política imperial o bien a la potencia que ejerce el poder imperial en términos de poder militar y luego también se extendió al poder civil.

Hoy en la noticia internacional son permanentes las acciones imperiales que se caracterizan por campañas de desinformación y manipulación de la política pública para el desprestigio mundial llamada también guerra de 4ta. Generación, desestabilización con alianzas de las elites locales, obstrucción del desarrollo económico y social, transculturización, perseguir y considerar como terroristas a los movimientos populares, a los ciudadanos que protestan y a los grupos que toman las armas para defender su pueblo y los intereses de sus países.

Hoy se hablan de los cinco oros que el imperio norteamericano junto a sus aliados en todo el mundo y que a través de sus satélites y nueva tecnología de búsquedas han detectado recursos en el globo terráqueo y con la aplicación de guiones invaden esos países para saquearlos, no sin antes masacrar pueblos contando con el apoyo de las élites dominantes. Estos oros son: el oro amarillo todo lo relativo a oro como tal lo conocemos y piedras preciosas que permiten la confección de joyas lujosas, el oro azul: las zonas donde se encuentra el agua dulce para el consumo humano, el oro verde: se trata de las zonas boscosas y selváticas, el oro blanco todo lo relativo a minerales como la bauxita, hierro, aluminio y otros alcanzan a afirmar el producto de la cocaína y por último el oro negro, que es el petróleo que como sabemos mueve la economía y las trasnacionales petroleras solo hacen buscarla lo más barata o regalada después de que se apropian de este recurso cuando invaden naciones.

“Los recursos, tanto minerales como energéticos, cubren necesidades de los individuos y de las cubren necesidades de los individuos y de las sociedades. Son deseados por los seres humanos porque son bienes escasos y están y están en sitios muy concretos. Esto hace que los territorios sean “resguardados” como algo propio y que se debe defender. La lucha por los mismos puede ser “pacífica” a través de la compra-venta o intercambio o violenta: amenaza, chantaje, robo, ocupación del territorio, expulsión de sus habitantes, la guerra. Los humanos hacen de esa lucha casi una forma de vida: la dominación de unos por otros. Si observamos un mapa veremos que los individuos, colectivos se reparten en torno a los recursos, ejemplo el agua. Otro modo de suplir esa necesidad es desarrollando nuevas alternativas que les permita obtener el bien que esperan para su propio desarrollo o enriquecimiento. http://www.slideshare.net/Ginio/mapamundi-de-recursos Higinio Rodríguez Lorenzo

Así como el agua otros recursos como los energéticos y minerales son buscados por los países “desarrollados” actuando como colonizadores y depredadores de esas materias primas. Lo cierto que para los países que tienen estas riquezas son generalmente conquistados, oprimidos y devastados por lo que su independencia y soberanía se ve sometida permanentemente a un imposible por conseguir pues las trasnacionales y corporaciones mundiales utilizan a los Estados centrales (Estados Unidos, Unión Europea y Japón) para que los congresos de los Estados periféricos se obliguen a suministrar estos recursos a bajo precio y en condiciones desfavorables, de lo contrario, generarían su desestabilización y enviarían tropas militares para su invasión. Ha sido así el guión que han utilizado en diversas oportunidades a nivel mundial, siendo siempre invisibles las corporaciones de elites económicas

Conforme al artículo “147 corporaciones controlan la economía del mundo occidental” de Ernesto Carmona expresa que un estudio de la Universidad de Zurich reveló que un pequeño grupo de 147 grandes corporaciones trasnacionales, principalmente financieras y minero-extractivas, en la práctica controlan la economía global. El estudio fue el primero en analizar 43.060 corporaciones transnacionales y desentrañar la tela de araña de la propiedad entre ellas, logrando identificar a 147 compañías que forman una “súper entidad” que controla el 40 por ciento de la riqueza de la economía global. Encontramos que las corporaciones transnacionales forman una gigantesca estructura como corbata de lazo y que una gran parte de los flujos de control conducen a un pequeño núcleo muy unido de instituciones financieras”. (Ernesto Carmona) http://www.rebelion.org/noticia.php?id=158196

En el mapamundi de la riqueza siguiente pueden observar que “el tamaño de los círculos representa los ingresos. Los círculos rojos son “corporaciones súper-conectadas” mientras los amarillos son “corporaciones muy conectadas”. Las 1.318 empresas transnacionales que forman el núcleo de la economía globalizada, muestran sus conexiones de propiedad parcial entre unos y otros, y el tamaño de los círculos corresponde a los ingresos. A través de las empresas sus propietarios controlan la mayor parte de la economía “real”. En efecto, menos del 1% de las empresas fue capaz de controlar el 40 por ciento de toda la red.

red

Citando Ernesto Carmona nuevamente el estudio de los investigadores de Zurich afirma que “La riqueza global del mundo se estima que ronda los 200 billones de dólares, o sea, dos centenas de millones de millones, de los cuales el 1 por ciento más rico de la población del planeta agrupa, aproximadamente, a 40 millones de adultos. Estas personas constituyen el segmento más rico de las primeras gradas de la población de los países más desarrollados e, intermitentemente, en otras regiones y en cuanto a la súper elite abarcaría aproximadamente al 0,0001 por ciento (1 millonésima) de la población del mundo y comprendería a unas 6.000 a 7.000 personas, aunque otros señalan 6.660. Entre ese grupo habría que buscar a los dueños de las 147 corporaciones”.

Debido a que nuestro país tenemos importantes reservas de petróleo y de gas natural a continuación trataré el tema del recurso petrolero como lugar para el dominio geoestratégicos, el intervencionismo, el militarismo, en contraposición, las resistencias de las naciones y de los pueblos. Si observamos en el siguiente cuadro donde aparecen las reservas petroleras podemos darnos cuenta donde se encuentran las mayores, medianas y pequeñas reservas a nivel mundial.

Imagen4

“La mayor potencia imperial del mundo, Estados Unidos, busca denodadamente apropiarse de las producciones y las reservas hidrocarburíferas del planeta. Cuatro regiones marcan la voracidad de los conflictos por el oro negro. La invasión a Irak en Medio Oriente, las privatizaciones y los golpes de Estado en América Latina, las guerras en Europa y Eurasia y la imposición de bandas mafiosas armadas y actitudes separatistas en Africa son los epicentros del apetito colonialista. El imperialismo estadounidense intenta garantizarse los hidrocarburos para su subsistencia, pero en su avance se ha topado con las heroicas luchas de los pueblos oprimidos.” (Marcelo García http://www.lafogata.org/04arg/arg8/ar_petro1.htm) En el siguiente los mayores movimientos de las exportaciones e importaciones de petróleo a nivel mundial para diversas actividades del sector productivo e industrial.

Imagen5

Expresa García, “las perspectivas mundiales para los próximos años, en lo que a consumo de petróleo y gas se refiere, indican que se irá incrementando de manera sostenida en el futuro cercano y de no mediar una profundización de la crisis capitalista mundial la mayor demanda podría sostenerse en el próximo decenio.
No obstante es de remarcar que la subida en el consumo de petróleo, también se experimenta debido a que los dos epicentros de mayor demanda de petróleo están focalizados en China y Estados Unidos, además de la India como potencia emergente quienes requieren este recurso energético en el cual se le puede extraer diversos derivados, como:

Imagen6

Veamos en el gráfico todas sus utilidades:

Imagen7

No es de extrañar los desafueros que viene ejerciendo los Estados Unidos y la Unión Europea que junto a la Otan amenazan gobiernos, naciones y pueblos para obtener el petróleo como ha sucedido con los países árabes que se han manifestado reticentes y soberanos con sus recursos.

También en nuestros países latinoamericanos “la situación relacionada a los hidrocarburos no es diferente a la de Medio Oriente. Aunque no haya guerras formales, ni invasiones, en toda la región existen fuertes enfrentamientos entre las multinacionales que representan y conforman al imperialismo (tanto estadounidense como europeo) y los pueblos latinoamericanos. En un rápido pantallazo de la situación se visualizan los conflictos en Venezuela, México, Bolivia, Cuba, Ecuador y Colombia. También los pueblos latinoamericanos miden fuerzas con los gobiernos locales, cipayos del imperialismo, que hacen grandes esfuerzos para privatizar las empresas hidrocarburíferas que aún permanecen (en mayor o menor medida) en manos estatales“.

  • Los sujetos históricos del hoy: su discurso hecho acción

En esta parte vamos a tratar a los sujetos históricos que de modo individual, grupal, colectivo, nacional, en movimientos sociales, en organizaciones públicas y privadas se presentan en la dinámica histórica. Unos más visibles que otros. Pero todos actuando. Actuación en la palabra, en los eventos, hechos y acontecimientos, en los discursos como producto de las interrelaciones e interacciones sociopolíticas.

La acción aquí es pendular, la no acción es sometimiento o abandono de la causa en lo específico cuando se trata de la vida de seres humanos que sufren los atropellos de las élites internas y foráneas.

La acción se caracteriza por ser dialéctica, es decir, la existencia de dos o más sujetos (individuales, colectivos, institucionales, nacionales) y en la que se establece diálogos y acciones que permiten el entendimiento o el acuerdo desde lo semejante y de intereses comunes que lo hacen ser interdependientes. Por ser antagónica en cuanto que ambos sujetos son diferentes y tienen visiones diversas y contrastantes que lo hacen mantener su autonomía, la cual puede llevar al debate critico de argumentos, al distanciamiento y oposición. Y por último ambos sujetos producen y mantienen en si sus propias contradicciones como personas o sistemas, lo que hace a ambos vulnerables respecto uno del otro.

Esa acción dialéctica, antagónica y con sus propias contradicciones son esenciales en el cambio humano y en la transformación del entorno.

Los sujetos históricos pueden ser estudiados como sujetos en situación, que se refiere al sujeto con historia bajo los condicionamientos y mitos culturales de su pueblo y nación. Y como sujetos en proyección pues están en permanente cambio ya sea para su humanización o deshumanización (Freire).

Los sujetos son reflejos de un imaginario colectivo que se materializa en saberes y prácticas sociopolíticas.

Hoy a través de los medios encontramos diversos sujetos (hombres y mujeres) que representan localidades y intereses y manifiestan o no un grado de conciencia y acción política.

Muchos aparecen invisibles, negados o marginados en los medios de comunicación masiva. Se trata entonces de identificarlos, reconocerlos, valorarlos para visibilizarlos.

 

Anuncios