Por Alice Socorro Peña Maldonado

agendas

En este articulo se abordará las categorías de la complejidad y la incertidumbre para el análisis del Sistema Mundo y sus redes, la existencia de la agenda setting en la información mundial y la necesidad de comprender que desde el dato, la información y la comunicación trabajada en los medios conlleva una intención e interés de alguien para las tomas de decisiones y actuación de otros y que no es nada neutra que aparezca en los medios impresos, audiovisuales, radiales y virtuales. Se trata de abrir los ojos y darse cuenta que los medios de información internacionales con sus respectivas agendas al servicio de los intereses de las grandes corporaciones mundiales establecen dominio e incertidumbres en las naciones y en los pueblos.

  •  La complejidad y la incertidumbre en el mundo de hoy

Es necesario aprender a navegar en un océano de incertidumbres a través de archipiélagos de certeza. (Edgar Morin)

 Edgar Morin, autor de los “Siete saberes necesarios para la educación del futuro” (1999) plantea que el conocimiento humano, “sus disposiciones, sus imperfecciones, sus dificultades, sus tendencias tanto al error como a la ilusión” no cesan en parasitar la mente humana. “Se trata de armar cada mente en el combate vital para la lucidez”. Para Morin existe un problema capital, aún desconocido: “la necesidad de promover un conocimiento pertinente capaz de abordar problemas globales y fundamentales para inscribir allí conocimientos parciales y locales”. Por otra parte alega que “la supremacía de un conocimiento fragmentado según las disciplinas impide, a menudo operar el vínculo entre las partes y las totalidades y, debe dar paso a un modo de conocimiento capaz de aprehender los objetos en sus contextos, sus complejidades y sus conjuntos. Es necesario desarrollar la aptitud natural de la inteligencia humana para ubicar todas sus informaciones en un contexto y en un conjunto. Es necesario enseñar los métodos que permiten aprehender las relaciones mutuas y las influencias recíprocas entre las partes y el todo en un mundo complejo.” Ubica tres tipos de enseñanzas necesarias para todo individuo y colectivo: la enseñanza de la condición humana, la identidad terrenal y la comprensión humana.

En cuanto a la condición humana es ser humano es a la vez físico, biológico, psíquico, cultural, social e histórico que la hace una identidad compleja y de su identidad común a todos los demás humanos. Para ello todas las disciplinas deben organizarse para ese reordenamiento del conocimiento para mostrar la unión indisoluble entre la unidad y la diversidad de todo lo que es humano. Respecto a la identidad terrenal señala que es oportuno “enseñar la historia de la era planetaria que comienza con la comunicación de todos los continentes en el siglo XVI y mostrar cómo se volvieron intersolidarias todas las partes del mundo sin por ello ocultar las opresiones y dominaciones que han asolado a la humanidad y que aún no han desaparecido. Habrá que señalar la complejidad de la crisis planetaria que enmarca el siglo XX mostrando que todos los humanos, confrontados desde ahora con los mismos problemas de vida y muerte, viven en una misma comunidad de destino.” Y enseñar la comprensión que es el al mismo tiempo medio y fin de la comunicación humana. “El planeta necesita comprensiones mutuas en todos los sentidos.

Es ese orden de lo complejo encontramos que hay que enfrentar las incertidumbres y “enseñar principios de estrategia que permitan afrontar los riesgos, lo inesperado, lo incierto, y modificar su desarrollo en virtud de las informaciones adquiridas en el camino”. Es este aspecto es fundamental entender de donde se originan las incertidumbres, nada hay por azar, todo tiene una causa y tiene unos fines. Y el caos tiene su propio orden requiere el conocimiento preciso para identificar que lo condiciona.

En el documento también expresa la necesidad de convocar a la ciudadanía terrestre en el siglo XXI desde una ética que se forma en las mentes a partir de la conciencia de que el humano es al mismo tiempo individuo, parte de una sociedad, parte de una especie. Llevamos en cada uno de nosotros esta triple realidad. De igual manera, todo desarrollo verdaderamente humano debe comprender el desarrollo conjunto de las autonomías individuales, de las participaciones comunitarias y la conciencia de pertenecer a la especie humana.

Imagen1

Un hombre y una mujer llevan dentro de sí la complejidad y la incertidumbre, un grupo humano, una comunidad, una nación, la tierra y el cosmos. Se trata entonces de desarrollar cada ámbito e integrando a la vez dentro del todo.

  • El sistema mundo donde vivimos

Para comprender el mundo que vivimos Immanuel Wallerstein sugiere que la unidad de análisis no debe ser el Estado-Nación o la Sociedad Nacional, sino el sistema-mundo en su conjunto y la economía-mundo capitalista, sistemas donde las clases políticas están integradas dentro de una sola economía.

Esta teoría rechaza diversas tesis como que las disciplinas de las modernas ciencias sociales son intelectualmente coherentes y lógicas, en este sentido Wallestein expresa que están más bien profundamente desarticuladas y fragmentadas;   que la historia es el estudio de los acontecimientos y que se descubren reglas de comportamiento humano y sociales, Wallestein refuta esto y sostiene que el método optimo es el análisis dentro de las estructuras sistémicas, durante el tiempo y el espacio suficiente para comprender las lógicas que dominan; que los países modernos o Estados son las sociedades. Según Wallestein lo niega alegando que los estados son las unidades políticas de la sociedad moderna internacional y económica; que el capitalismo es un sistema basado en la competencia ente los productores “libres” que usan el trabajo “libres” y las mercancías y materias “libres”. Libre significa que está disponible para la venta y la compra en un mercado, desde el enfoque de los sistemas mundo sostiene que el capitalismo, como sistema social histórico ha integrado variedad de formas de trabajo dentro de una división de trabajo de funcionamiento (economía-mundo). El centro establece los negocios en zonas, con ayuda de los estados. Y la tesis de la historia de la humanidad es progresiva. Para los analistas de los sistemas mundo la evidencia histórica sugiere lo contrario, las sociedades humanas son cada vez más desiguales. No por defender el progreso las hace más iguales. (11 Formulación) http://es.scribd.com/doc/22088363/Sistema-Mundo-de-Wallerstein

La economía-mundo capitalista es un sistema que “incluye una desigualdad jerárquica de distribución basada en la concentración de ciertos tipos de producción (producción relativamente monopolizada, y por lo tanto de alta rentabilidad), en ciertas zonas limitadas” de acuerdo a Wallerstein (1998), y que además “pasan a ser sedes de la mayor acumulación de capital que permite en reforzamiento de las estructuras estatales, que a su vez buscan garantizar la supervivencia de los monopolios”. El sistema mundo capitalista funciona y evoluciona en función de los factores económicos. (12 Vargas 2008) http://www.eumed.net/libros-gratis/2008a/344/

Desde la teoría del sistema mundo capitalista se analiza “la formación y la evolución del modo capitalista de producción como un sistema de relaciones económico sociales, políticas y culturales, y en cuyo enfoque “se distingue la existencia de un centro, una periferia y una semiperiferia, además de distinguir entre economías centrales, una economía hegemónica que articula al conjunto del sistema”.

De acuerdo a Wallerstein (1998), las relaciones económicas del centro con los países semiperiféricos y periféricos dependen de tres factores estratégicos: el grado en que sus industrias sean importantes o fundamentales para el funcionamiento de las cadenas de mercancías clave, el grado en que los países sean importantes o esenciales para sostener un nivel de demanda efectiva para los sectores de producción más rentables, y el grado en que los países sean importantes en decisiones estratégicas (localización, poderío militar, materias primas, etc.).

walles

La evolución del sistema global dio lugar a las naciones tanto las del primer mundo como aquéllas del tercer Mundo y determinó su posición relativa en la jerarquía internacional. No tiene sentido hablar de desarrollo nacional si la entidad que realmente se desarrolla es la economía mundial capitalista. Las variables, tales como los flujos comerciales entre las naciones, sus ventajas geopolíticas relativas y sus fortalezas militares e ideológicas resultan donde dirigen sus acciones estratégicas.

“Las decisiones político-económicas permean la economía mundo. Los procesos de globalización establecen formas de apropiación desigual de la riqueza y por tanto, interacciones económico-sociales diferenciadas que generan relaciones de subordinación entre los Estados nacionales. La desigualdad existente entre los Estados nacionales que integran el sistema mundo es la causa de que los más avanzados se apropien de los excedentes de los menos avanzados, considerados como los periféricos y semiperifericos. Este sistema mundo no ha sobrevivido de la crisis moral que marca el final del milenio”.

Los procesos de producción globalizados se estandarizan para integrarse a un solo sistema global, supeditando la “lógica de la geografía a la lógica de la producción” en una “compresión espacio-temporal”. McGrew (1990) sostiene que la globalización constituye una multiplicidad de ligamientos y conexiones que trascienden a los Estados-nación, y por implicación a las sociedades, lo cual forma el sistema mundo moderno. Define el proceso a través del cual los eventos, decisiones y actividades en una parte del mundo pueden tener una consecuencia significativa para los individuos y las comunidades en partes bastante distantes del mundo.

Globalización, economía, mercado, guerra, explotación de recursos y de los pueblos, pobreza de muchos y riquezas de pocos ilustran este sistema mundo. Y de fondo los medios de comunicación apoyados con las plataformas tecnológicas quienes sustentan sistema mundo economía.

Esto ha constituido per se un Gobierno Mundial de élites económicas, financieras, tecnológicas y militares tendiente a privatizar el poder político a nivel global. Para explicar este gobierno me serviré del artículo de opinión de Adrian Salbuchi analista político, autor, conferencista y comentador de radio y televisión en Argentina titulado “Sigue avanzando el Gobierno Mundial”. Debido a lo preciso considero conveniente ponerlo casi en su totalidad para su lectura y comprensión del mundo real:

“El ‘cerebro’ de este sistema de poder mundial privatizado lo hallamos en la nutrida red de entes de planificación geopolítico denominados ‘think tanks’ (bancos de cerebro) que permanente y dinámicamente evalúan, analizan, planifican y preparan planes de acción para lograr el control mundial integral y que coordinan amplios procesos políticos, económicos, financieros, geopolíticos y sociales en todo el mundo y ubicados en la cima de la pirámide de poder global parece siempre tener la palabra final en todos los temas clave.

Ellos no trabajan de modo conspirativo, todos los conocemos la Comisión Trilateral (fundada por intereses coaligados de Rockefeller, Rothschild, Morgan, Warburg en 1973), el Instituto Real de Relaciones Internacionales (también conocido como Chatham House fundado en Londres en 1919), la ‘Conferencia Bilderberg’ (asociación más informal de individuos con enorme poder que se reúne anualmente desde 1954), y muy especialmente el neoyorquino Council on Foreign Relations (CFR, Consejo de Relaciones Exteriores).

Cuentan para ello de una estructura de grupos de poder global logrando que sus miembros, acólitos, empleados de alta gama, y servidores diversos -sea por ambición personal, alineamiento filosófico o incluso ignorancia programada- hagan su voluntad y cumplan con funciones muy precisas dentro de una complejísima maquinaria que conduce inexorablemente hacia el anhelado Gobierno Mundial. Se trata de unas pocas decenas de miles de individuos que deciden por los 7.000 millones de habitantes del planeta.

La iniciativa denominada el ‘Consejo de Consejos’, mediante la cual el CFR se propone coordinar las actividades de un conjunto de los más relevantes ‘think tanks’ alineados con el proyecto mundialista dentro del ámbito de los países del Grupo de los Veinte, G20.

Su primera conferencia realizada a finales de octubre de 2012 ya había abordado la necesidad de estabilizar el sistema financiero global, impulsar una creciente liberalización del comercio, conjurar la amenaza de proliferación en Asia (aludiendo a Corea del Norte), y planificar el futuro de la cooperación asiática en materia de seguridad (aludiendo al creciente poder de China).

Entre los cuatro ejes principales que más preocupan a los dueños del poder mundial en la actual etapa del proceso hacia la imposición de un Gobierno Mundial: La situación general de gobernabilidad global y cooperación multilateral; El estado de la no proliferación nuclear de ningún país que no sea de sus miembros; El futuro del dólar como moneda de reserva mundial; Criterios para intervenciones humanitarias para invadir naciones o legitimar guerras y conflictos como en Afganistán, Irak, Libia y Siria.

Para la reorganización geopolítica el CFR coloca como “necesitados de urgente reforma cada crisis que ha sido creada directa o indirectamente por ellos mismos, y hoy sirven para justificar diferentes tipos de conferencias, cumbres y reuniones en las que se propone una amplia gama de ‘soluciones’, siempre funcionales a sus propios objetivos. En verdad, lo que se esconde detrás de todo esto es la necesidad de crear una justificación para poder atacar de manera integral y desde todos los ángulos posibles, al gran ‘Enemigo Público Número Uno’ de los ‘dueños del poder mundial’: el Estado nacional soberano en todos los países.

Uno de los miembros e intelectuales más sobresalientes del CFR, Zbigniew Brzezinski – también fundador e ideólogo de la Comisión Trilateral y ex asesor de Seguridad Nacional del presidente Jimmy Carter– lo expuso elocuentemente en un libro publicado en 1970:
“Entre dos edades: el rol de los Estados Unidos en la era tecnotrónica”, al decir que: “la era tecnotrónica implica el surgimiento gradual de una sociedad más controlada. Una sociedad semejante quedará dominada por una élite sin ataduras con los valores tradicionales. Pronto será posible imponer esquemas de vigilancia casi permanentes sobre cada ciudadano y mantener archivos completos y actualizados de los mismos, que estarán disponibles instantáneamente para las autoridades”.

“En la sociedad tecnotrónica, la tendencia pareciera ser hacia lograr el apoyo agregado de millones de ciudadanos descoordinados entre sí y fácilmente controlables por personalidades magnéticas y atractivas, que permitan manipular sus emociones y controlar su razonamiento”.

“Hoy somos testigos del surgimiento de elites transnacionales vinculadas más allá de toda frontera nacional.  Seguramente, pronto las élites sociales de las naciones más avanzadas serán altamente internacionalistas o globalistas en espíritu y en su perfil intelectual. El Estado-nación cederá gradualmente su soberanía… Se tendrán que hacer esfuerzos más intensos para darle forma a una nueva estructura monetaria mundial, lo que llevará riesgos consecuentes a la posición relativamente favorable de los EE.UU.”.

En este libro publicado hace 43 años, Brzezinski incluso prevé que “para el año 2018, la tecnología pondrá a disposición de los líderes de las principales naciones una amplia gama de técnicas para llevar a cabo guerras secretas para las cuales se necesitará de apenas un mínimo de fuerzas de seguridad en el campo. Una nación podrá atacar a otra nación competidora de manera encubierta utilizando medios bacteriológicos, o debilitar totalmente a la población (aunque con un mínimo de fatalidades) antes de controlar a sus Fuerzas Armadas. Alternativamente, técnicas de modificación climática podrán emplearse para generar periodos extensos de sequía o de tormentas…”.
Este es el mismo Zbigniew Brzezinski que desde los estrados del CFR anunció hace pocos años que el mayor peligro actual para los ‘dueños del poder mundial’ yace en “el creciente despertar político de las masas”.

Como podrá apreciar el lector, estamos todos inmersos en una verdadera guerra global de alcances mundiales, por más que la gran mayoría de la población no haya tomado conciencia cabal de ello…. ¡aún!

  •  La connivencia del poder mediático en la construcción de la Dictadura mundial

Por lo oportuno de la explicación y para profundizar más la realidad donde se desarrolla el mundo sistema capitalista actuando sin velos y mostrando sus auténticas intenciones de convertirse en Gobierno Mundial presentó las “Diez estrategias para la manipulación de la opinión pública y de la sociedad”. Se desconoce el origen de esta lista,  ha sido atribuida al lingüista y filósofo Noam Chomsky. La primera vez que la encontré en internet fue en el sitio syti.net dedicado al tema sobre el Gobierno Mundial con la autoría de Sylvain Timsit en el 2002 (ver: http://www.syti.net/ES/Manipulations.html). No obstante, usan párrafos del libro de Chomsky titulado Armas silenciosas para guerras tranquilas

Esta aclaratoria lo hago porque ocurre muchas veces que encontramos buenos materiales y no se sabe su procedencia. Lo que no significa desecharlo sino valorarlo y hacer su uso correcto.

mani

La primera es la estrategia de la distracción: Para el control social esta estrategia permite desviar la atención del público de los problemas importantes y de la toma de decisiones efectuadas por las elites políticas y económicas, mediante la técnica del diluvio o inundación continúa de distracciones y de informaciones insignificantes. También impide al público de interesarse en conocimientos esenciales, en el área de la ciencia, la economía, la psicología, la neurobiología y de la cibernética.

La segunda es crear problemas, después ofrecer soluciones. Este método es también denominado “problema-reacción-solución”. Se crea primero un problema, una “situación” previsto para suscitar una cierta reacción del público, a fin que este sea el demandante de medidas que se desea hacer aceptar. Un ejemplo es permitir que las cosas no funcionen y después el publico siente el efecto demanda leyes de seguridad o policíacas en detrimento de la libertad o al crear una crisis económica para hacer aceptar como un mal necesario el retroceso de derechos sociales y el desmantelamiento de los servicios públicos.

La tercera es la estrategia de la degradación: Para hacer aceptar una medida inaceptable, es suficiente aplicar progresivamente, en “degradado”, por un tiempo determinado. Es de esa manera que condiciones socio-económicas radicalmente nuevas han sido impuestas durante los años 1980 a 1990: desempleo masivo, precariedad, flexibilidad, relocalización, salarios que ya no aseguran ingresos decentes, tantos cambios que habrían provocado una revolución si hubieran sido aplicados bruscamente.

La cuarta la estrategia del diferido: Una manera de hacer aceptar una decisión impopular es de presentarla como “dolorosa pero necesaria”, obteniendo el acuerdo del publico en el momento para una aplicación futura. Es más fácil aceptar un sacrificio futuro que un sacrificio inmediato. Primero porque el esfuerzo no es desplegado inmediatamente. Enseguida por que el público, la gente, tiene siempre tendencia a esperar ingenuamente que “todo irá mejor mañana” y que el sacrificio demandado podrá ser evitado. Con el tiempo la gente se acostumbra a la idea del cambio y de aceptarlo con resignación sin resistencias ni luchas. Ejemplo: las medidas neoliberales en América Latina en los 90 y en Europa después del 2011.

El quinto es dirigirse al público como a niños de menor edad. La mayoría de los spots de publicidad dirigida al gran público utiliza un discurso, argumentos, personajes, y un tono particularmente infantil, muchas veces próximo a lo débil, como si el espectador fuera un niño de baja edad o un deficiente mental. Cuanto más se intente buscar engañar al espectador u oyente, mas se tiende a adoptar un tono infantilizante, para evitar así su reflexión crítica.

El sexto es utilizar el aspecto emocional más que a la reflexión. Es una técnica clásica para hacer corto circuito al análisis racional, y por ende al sentido crítico de los individuos. Además, la utilización del registro emocional permite abrir la puerta de acceso al inconsciente para implantar o insertar ideas, deseos, miedos o temores, pulsiones, o inducir comportamientos.

El séptimo es mantener al público en la ignorancia y la idiotez. Hacer de forma que el público sea incapaz de comprender las tecnologías y los métodos utilizados para su control y su esclavitud.

El octavo es promover al público a complacerse en la mediocridad. Una cultura “cool” (bien) por el hecho de ser estúpido, vulgar e inculto.

La nueve consiste en reemplazar la revuelta por la culpabilidad. Hacer creer al individuo que es el responsable de su desgracia, a causa de la insuficiencia de su inteligencia, de sus capacidades, o de sus esfuerzos. Así, en vez de rebelarse contra el sistema económico, el individuo se auto-devalúa y culpabiliza, lo que genera un estado depresivo del cual uno de sus efectos es la inhibición de la acción. Y sin acción, no hay revolución!

Y la diez conocer a los individuos mejor de lo que ellos mismos se conocen. Para ello en el transcurso de los últimos 50 años, los avances acelerados de la ciencia han generado una brecha creciente entre los conocimientos del público y aquellas poseídas y utilizadas por las elites dirigentes. Gracias a la biología, la neurobiología, y la psicología aplicada, el “sistema” ha logrado a un conocimiento avanzado del ser humano, a la vez físicamente y psicológicamente. El sistema ha alcanzado a conocer mejor el individuo común de lo que él mismo conoce de sí. Esto significa que en la mayoría de los casos, el sistema posee un más gran control y un más gran poder sobre los individuos que los individuos sobre ellos mismos.

Al presentar casi en su totalidad los dos artículos encontrados en Internet podemos afirmar el potencial de esta plataforma para la investigación en el día a día y que la información allí localizada y para el dominio de muchos ciudadanos permitirían el conocimiento y el poder decidir desde una conciencia que se forja en la reflexión permanente y para acción política derivadas de los análisis que individual o colectivamente se hace sobre la realidad que nos rodea.

No podemos permanecer ingenuos y dejar que la agenda setting en la información mundial no nos dicen qué pensar sino aquello sobre lo cual debemos pensar, hablar y decidir.

  •  Una agenda para el nuevo Orden Mundial

Las estrategias de manipulación son ya una constante que muchas veces no nos damos cuenta cómo la hemos asimilados como parte de lo cotidiano. Se ha venido naturalizando que ya no identificamos el daño que hace individual y colectivamente o hemos creado barreras de defensas para que su mensaje no se permee en nuestras conductas y comportamientos. Si bien estas van idiotizando y obstruyendo la capacidad de decisión de personas y grupos también hay que reconocer que en los individuos y grupos se da la reflexión que contribuye a estar alertas y alertas a otros.

Ahora bien esto no ha sido suficiente para el poder mundial (trasnacionales y países centrales como EEUU, Europa y Japón) de crear ideología a través de los medios comunicacionales globales (cine, revistas, libros, novelas, etc.) sino que desde las agencias de noticias y medios internacionales ha impuesto su propia agenda informativa, las cuales son propietarias y las conducen para favorecer sus propios intereses y afectar a otros, creando opinión pública entre los países y grupos de poder que gobiernan las naciones.

Todas las agencias informativas del mundo, venden información y las hace desde los intereses de grupos económicos mundiales, así también las de reciente fundación y que representan los países de la periferia vienen conformando sus propias redes informativas porque han entendido esto y buscan por lo menos incidir frente a la presión de los países centrales, además les permite constituirse en promotoras de sus propios intereses.

No obstante, este esfuerzo financiero, tecnológico y político por parte de gobiernos y naciones resultan aún muy poderosos e incisivos la incidencia de los medios globales pues cuentan con las élites locales y regionales, quienes dueñas de los medios de comunicación son repetidoras de estas informaciones.

A continuación observaran la agenda actual de las noticias internacionales desde la agenda de los países centrales.

agenda

Detrás de cada una hay intereses de grupos económicos por interferir en geopolíticas, en la búsqueda de recursos o en el sometimiento de los pueblos para la expansión de su ideología y de sus mercados.

Como pueden observar son diversos temas que detrás de ella existen corporaciones interesadas que se convierten en victimarios pero que resultan invisibilizados mientras que las víctimas forman parte del espectáculo noticiero para atraer lectores.

Hoy temas como la democracia no es más que impedir que los pueblos se desarrollen a no ser desde la “intervención” de las trasnacionales. Si las naciones y los pueblos construyen sus propios proyectos estos son obstruidos por los grandes intereses cuando se ven afectados por las leyes en beneficio de las mayorías.

El caso del terrorismo como parte de la agenda internacional desde que las Torres Gemelas fueron víctimas de ataques para justificar luego la invasión a Irak, desde entonces se crearon leyes anti-terroristicas que permitió a diversas trasnacionales de la guerra y seguridad vender sus tecnologías de punta y por supuesto mantener su control en las regiones donde hay petróleo o resultan estratégicas para sus intereses.

Otro es el narcotráfico en especial en América Latina con la presencia de la DEA. A los Estados Unidos no les importa lo ético del asunto (daños de personas y familias víctimas de la droga y de las muertes violentas como producto de las guerras entre las mafias que se apropian de las ciudades) sino tener el control de las redes y del dinero para ubicar su usufructo en la actividad bancaria y financiera de sus países. El narcotráfico se ha convertido en una nueva forma de dictadura donde no solo la venta de estupefacientes resulta un negocio, sino las redes de tratas de blancas para la prostitución y especialmente la venta de armas de alto calibre en manos de las mafias, donde la policía y los soldados de los países pueden resultar cómplices e incluso detentores de ese poder.

Otro a resaltar es el cambio climático y el calentamiento global si bien son cierto los daños atmosféricos a gran escala, el uso de tóxicos en la industria y en la guerra han aumentado, quienes llevan la bandera de esta lucha son las grandes trasnacionales a través de las organizaciones no gubernamentales ecológicas o ambientalistas. Y lo hacen sin fines de lucro pero obligan a los gobiernos a favorecer medidas que comporten la intromisión de otros intereses.

Como vemos se trata de identificar la agenda y estudiarla en profundidad para reconocer que hay detrás de ella y como las agencias de información no solo venden noticia sino imponen los intereses de los Estados, gobiernos y corporaciones que la patrocinan.

 

 

Anuncios