Por Alice Socorro Peña Maldonado

informados

Este artículo intenta en principio distinguir la información periodística de la información como base para las tomas de decisiones y construcción del conocimiento útil, además de constituirse en derecho ciudadano y por tanto de los pueblos para su desarrollo como persona y colectivo. Así también reconocer el papel de los profesionales de los medios públicos y privados como los periodistas y corresponsales internacionales en la producción de información útil y necesaria y el de las agencias de noticias y las redes sociales. Ante los desmanes de muchos propietarios de los medios implica por parte de los usuarios la aplicación de metodología definidas desde una multiplicidad de paradigmas.

  • ¿Qué es información periodística respecto a la información y el conocimiento?

Acostumbrados a escuchar permanentemente las noticias como información hemos llegado a no ser críticos y aceptar que esas notas informativas, noticias de los periódicos, televisión o por internet que leemos a diario responde a la información como derecho inalienable de los ciudadanos.

Se nos enseña en las Escuelas de Comunicación Social y de Periodismo que la noticia responde básicamente a seis preguntas básicas: ¿Qué? ¿Quiénes? ¿Cuándo?, ¿Dónde? ¿Por qué? y ¿Cómo? La primera impresión de un hecho noticioso respondiendo estas interrogantes podría ser suficiente para sentirnos que estamos “informados”. Pero esa sensación finaliza cuando nos damos cuenta que necesitamos saber más cuando tal noticia resulta de mucho interés para las personas, los grupos o países. En ese sentido, se desarrollaron en el tiempo otros discursos como la entrevista periodística, el reportaje, la crónica, y la misma investigación en ese campo, etc. para informar al lector de modo más exhaustivo. No obstante, con el uso de todos estos discursos periodísticos es posible que a nosotros nos hayan engañado pues todo fue una invención, en el peor de los casos. Pero podría suceder que es verdadero el suceso mas se utilizaron datos erróneos, rellenos y falsas e imprecisas explicaciones. Lo importante es comenzar a desmitificar la noticia y los noticiarios. No creamos que porque tenemos acceso a muchos periódicos o sitios informativos con ello podamos considerarnos “bien informado” porque no lo es así.

Información no son datos y menos si no siempre se pueden confirmar sus fuentes y su veracidad. Así y todo “confiamos” en los medios de información y comunicación en forma general sin olvidar que ninguno es neutral y todos con su política editorial asumen unos intereses propios y específicos.

Ahora bien estas noticias se dan en el marco de la sociedad de la información, del conocimiento y de la tecnología avanzada del mundo actual y avenido en los últimos 60 años. Por Sociedad de la Información (1960) término utilizado para definir el papel esencial de la información en las actividades sociales, culturales y económicas como fuente de riqueza o para una sociedad más igualitaria y más justa como afirman otros, entendiéndose un obstáculo para ello la brecha tecnológico entre países pobres y ricos pero superado esto tampoco no significa que ya la estamos produciendo; Por Sociedad del Conocimiento concepto que reemplazo el anterior en algunos casos o que desde los diversos idiomas han tenido significados distinto o parecidos y que tiene también sus orígenes en los años 1960 expresa una nueva forma de trabajar relacionada con el manejo de la información donde de sociedades industriales darían paso a la sociedad post-industrial conocida mejor como sociedad del conocimiento donde se reorganiza el trabajo fundado ya no con la tecnología sino con la ciencia cognitiva. “El conocimiento sustituye al trabajo, a las materias primas y al capital como fuente más importante de la productividad, crecimiento y desigualdades sociales” (Drucker 1994). Aunque en la realidad se constituyo en el tránsito de una economía manufacturera en economía de servicios y donde los profesionales son técnicamente cualificados. Nueva tecnología intelectual como base de los procesos de decisión. (5: http://www.ub.edu/geocrit/b3w-683.htm)

Mantener el liderazgo seria a través del conocimiento que tengan los profesionales y estriba como lo afirma Pierre Lévi en la inteligencia colectiva “distribuida por todos lados, valorizada sin cesar, coordinada en tiempo real, que conduce a una movilización efectiva de las competencias” (Levy, 2000). Establece este autor que “cada vez que un ser humano organiza o reorganiza sus respuestas a sí mismo, a sus semejantes, a las cosas, a los signos, al cosmos, está comprometido en una actividad del conocimiento, de aprendizaje”. (4: http://www.miaulavirtual.com.mx/ciencias_sociales/Revista_UNAM/RevistaUnamPDF/RMCPYS%20NUM-185.pdf) Esta denominación Sociedad del conocimiento debe rescatar la dimensión comunitaria y colectiva en la que se establece una dinamiza de participación entre miembros activos que intercambian experiencias y saberes. Noción que se aleja de una perspectiva individualista y economicista. Por Sociedad de la Tecnología como la que se ha signado en los últimos tiempos con el bombardeo de avances tecnológicos de punta y como derivación de la alta cualificación de profesionales en el campo de la informática y las telecomunicaciones ha implicado no sólo su consolidación como sector productivo sino que ha derivado nuevas formas de comunicación impensables en décadas anteriores y que a su vez ha comportado o está produciendo nuevos estilos de vida donde el tiempo, el espacio y el movimiento ya no resultan un problema, tanto en la vida cotidiana, en el hogar, el trabajo y la calle sino se crean nuevas extensiones de estos.

La construcción de una sociedad donde la información, el conocimiento y la tecnología resultan fundamentales para las personas, los pueblos y los países independientemente de su condición histórica está todavía en proceso y hoy constituye un verdadero laboratorio de análisis para el campo del estudio de la comunicación y específicamente del mundo de la noticia internacional dado su alcance e impacto en las economías y vidas de millones de seres humanos. (4)

En el trabajo Sociedad de la información y el conocimiento, entre el optimismo y la desesperanza elaborado por Delia Crovi Drueta (2002) destaca que el proceso de comunicación como objeto de estudio se ha redimensionado en cuanto incorpora a actividades nuevas para este campo de conocimiento, como son el trabajo, la producción de bienes y servicios, la educación virtual, el intercambio y la construcción del conocimiento; Indica Crovi que la información y la comunicación se han transformado en insumo y producto de los nuevos procesos sociales y que es necesario realizar estudios críticos sobre la función social de la comunicación, referidos tanto a la economía política de los nuevos medios, como a sus contenidos y al impacto que estos procesos tienen en los individuos; para la autora las estrategias de comunicación ocupan un lugar destacado dentro del modelo político económico neoliberal, en la medida en que dicho modelo introduce una dimensión simbólica que permite, por un lado, legitimarlo o constituirse en instrumento de gobernabilidad y, por otro, introducir en la agendas gubernamentales de todo el mundo, ciertos temas que buscan convertirse en acciones. Finalmente en cuanto sociedad tecnológica e informatizada expresa que es necesario repensar los modelos comunicativos a la luz de las condiciones que establecen las relaciones mediadas por las TIC’s.

Detrás de estas sociedades (de información, de conocimiento y tecnológica) que son una y compleja y difiere en cada contexto subyace el derecho y deber de la información establecido en las constituciones y legislaciones nacionales y mundiales. Derecho y deber de las democracias y de las instituciones públicas y privadas pues la ciudadanía que está bien informada y tiene acceso sobre las intenciones y acciones de sus gobernantes y de las organizaciones privadas vinculadas a productos y servicios que ofertan en el mercado puede contribuir en la toma de decisiones para definir acciones individuales, grupales o colectivas a favor de sus necesidades, intereses y expectativas para su cumplimiento y demanda satisfactoria de los electores, usuarios o consumidores. (6: http://unesdoc.unesco.org/images/0018/001832/183273s.pdf )

En el caso particular de Venezuela el derecho a la información y la comunicación lo consagra la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela en sus artículos 57, 58, 110 y 108 donde todo ciudadano e institución puede expresar libremente sus pensamientos, sus ideas u opiniones y en un ambiente comunicacional libre y plural, resalta la importancia y el interés público de la ciencia, la tecnología, el conocimiento, la innovación y sus aplicaciones y los servicios de información necesarios por ser instrumentos fundamentales para el desarrollo económico, social y político del país, así como para la seguridad y soberanía nacional, y se recuerda que los medios de comunicación social deben “contribuir a la formación ciudadana”. También le respaldan otras leyes como la de Responsabilidad Social en Radio y Televisión (RESORTE) donde plantea la posibilidad de Comités de Usuarios de los medios para la critica oportuna de los productos comunicacionales del sistema público y privado de las comunicaciones e informaciones y la producción de nuevos programas por parte de los Productores Nacionales Independientes a objeto de democratizar los medios. Por otra parte, la Ley Orgánica de Telecomunicaciones reafirma el derecho a ejercer la comunicación individual y colectivamente, libre y plural y el Reglamento de Radiodifusión Sonora y Televisión Abierta Comunitaria que promociona y regula las radios y televisoras alternativas. Y en lo relativo a la labor periodística tenemos la Ley del Ejercicio del Periodismo y el Código de Ética del Periodista.

  • Del periodismo local al periodismo mundial

Hablar de la Ley del Ejercicio del Periodismo y el Código de Ética del Periodista ya sea en Venezuela, en América Latina, o en otras latitudes nos remite al tema de la ética social y a la moral individual desarrollada por los países, su cultura, las instituciones y el sistema mundo que prevalece. Más deja al margen otros actores las organizaciones como las agencias de noticias o de publicidad, sus propietarios y la acción de política exterior de los países que junto a sus trasnacionales buscan imponerse en el mundo. Para llenar este vacío ahora se habla de responsabilidad social referida a las instituciones pero esta tendencia o moda aún no ha llegado a las empresas informativas y comunicacionales del orden mundial.

Entender el texto legislativo divorciado de los contextos y discursos hegemónicos obliga a transitar mundos paralelos donde nunca se cruzan y no nos permiten apuntar a sus fortalezas o debilidades, así como a las oportunidades reales y amenazas vigentes para afincar en el papel clave de los periodistas como reporteros o corresponsales dentro y fuera de sus países. Exigirle al periodista ética cuando las empresas donde trabajan no la tienen es pedirle lo imposible. Pues la llamada “línea editorial” debe ser asumida por el profesional mucho antes de entrar a laborar en esas empresas. De lo contrario, si no la acepta no hace el intento de ingresar a sus filas. Es como una guerra y que el soldado tuviera la potestad de ir o no si está o no de acuerdo.

El periodismo mundial no está en crisis sino los intereses entre quienes poseen las empresas mediáticas que a su vez son ramificaciones de las trasnacionales y que se contraponen a los intereses de los pueblos, donde el periodista no siempre es consciente de ello y actúa en función de sus intereses personales.

Pero aún así hay que apelar a la responsabilidad individual del periodista que produce noticias desde su país o en otro país a partir del reconocimiento del impacto y alcance en los ciudadanos y pueblos del mundo sobre la veracidad o no de lo que produce y sobre todo que no vaya en contra de la soberanía e autonomía de los países y sus ciudadanos, sobre todo cuando ahora se cuenta con una tecnología de alta definición que llega a todos los rincones del mundo de modo inmediato.

  • Agencias de información o para la formación de opinión pública mundial

Hoy ante la existencia de Internet el mundo de la noticia impresa pasó a otro plano y valor. Los periódicos ahora se encuentran allí y la puedes encontrar de modo gratuito o pagado. Las mismas agencias tienen sus propios sitios de modo que el lector ya no necesita ir a los periódicos como mediadores sino directamente a informarse. También se encuentran los servicios de noticias difundidos por los buscadores, donde aparecen y son reproducidas las noticias de las agencias.

busca

Entre las agencias o servicios de noticias más importante tenemos:

agencias

Estas agencias así como otras fungen muchas veces como herramienta de soporte a las relaciones exteriores tanto de los países en apoyo a su política exterior como de las grandes trasnacionales en miras a sus negocios y propietarios de estos servicios informativos. Recuerda el investigador Juan Pablo Artero que en 1927 el Príncipe de Gales declaraba que “una de las primeras cosas que debemos hacer es mejorar el muy pobre servicio informativo británico que hacemos llegar a Suramérica”, en referencia a la expansión de los servicios de Reuters en la región. El presidente estadounidense Ronald Reagan dirigió en 1983 una carta al presidente de la Agencia EFE cuando la empresa firmó un acuerdo con la extinta United Press Internacional (UPI) para un servicio de noticias destinado a la comunidad hispana. Reagan señalaba que “aunque es un proyecto enteramente privado, ‘Nuestras Noticias’ servirá para resaltar y reforzar los profundos lazos culturales que unen España con Estados Unidos. Estoy seguro de que ‘Nuestras Noticias’ contribuirá significativamente a la causa de una mayor comprensión y mejor comunicación entre nuestro pueblo y el de España. Es un proyecto al que doy una calurosa bienvenida, y para el que le deseo gran éxito”. (7: http://www.unav.es/fcom/comunicacionysociedad/es/articulo.php?art_id=37)

No deja mucho a la imaginación pensar que los procesos neoliberales en América Latina y hoy en Europa estuvo avalado por noticias de estas agencias donde las personas lo asumieron con pasividad, tolerancia y hasta cierta complicidad por ver en ellos la posibilidad de mejorar sus vidas. Y que esas agencias hoy intervienen con innumerables noticias en contra de la integración de los países y de los pueblos a favor de su soberanía e identidad cultural y en el cuidado de sus recursos naturales.

A modo de identificar la importancia que tiene hoy el Internet me detengo a presentar algunos datos mundiales, latinoamericanos y específicos de Venezuela que nos permite verificar el interés por la información y comunicación que tienen los internautas. En cuanto a estadísticas mundiales la empresa Go-Gulf.com publicó información sobre el uso de Internet. http://www.mcshuibhne.com/es/2012/05/07/radiografia-del-uso-de-internet-en-el-mundo/ Veamos algunos datos de interés para esta investigación:

  • El número total de usuarios de internet en el mundo es de 2.095.006.005, un 30% de la población mundial
  • El tiempo global en línea por mes que pasamos todos los usuarios de internet es de 35 mil millones de horas, lo que equivale a 3.995.444 años
  • Asia tiene la mayor población de internautas con 922.329.554 usuarios en línea, mientras que Norteamérica tiene la mayor tasa de penetración, con un 78,90%.
  • China es el país con el mayor número de usuarios de internet: 456.238.464, es decir, un 34,30% de la población total de internautas.
  • Las redes sociales son la actividad a la que dedican más tiempo los usuarios de internet. Un usuario normal dedica alrededor del 22% de su tiempo en línea a los sitios de redes sociales; el 21%, a búsquedas; el 20% a la lectura de contenidos; el 19%, a los correos electrónicos y otras formas de comunicación interpersonal; el 13%, a sitios multimedia; y un 5%, a compras online.
  • Entre las tareas más populares como usuarios activos, el 92% de los internautas han enviado correos electrónicos y han utilizado los motores de búsquedas; el 83%, para obtener información relacionada con la salud o pasatiempos; el 82%, para la búsqueda de direcciones; el 81%, para conseguir información meteorológica; el 78%, para obtener información sobre nuevos productos; el 76%, para leer noticias; el 72%, para el entretenimiento; y el 71%, para compras online.

Es de resaltar que un 76% de los usuarios lo utilizan para leer noticias siendo no tan popular como las otras tareas.

En cuanto a Latinoamérica presentamos algunos gráficos sobre el uso de internet en Latinoamérica 2012 presentados por Tendencias digitales http://www.tendenciasdigitales.com/1461/infografia-usos-de-internet-en-latinoamerica-2012/

2

Observamos que aumenta la lectura de las noticias a un 81% respecto al 76% mundial.

Un 39% de la población latinoamericana es decir en cifras: 231 millones de personas están conectados. Y los países que más lo usan son Chile, Venezuela y Argentina.

1

Lo que indica que Internet llega a más personas, a más países y cada día aumenta la población y el interés por esta plataforma comunicacional.

Otras consideraciones de este estudio sobre el indicie de uso de internet cuyas variables fueron penetración, intensidad, diversidad, complejidad, transacciones y contenidos, tenemos que:

  • Internet sigue creciendo en Latinoamérica, ubicando a la región por encima del promedio mundial de penetración poblacional.
  • El cambio no es solamente mayor usuarios, sino la forma como estos usan la red.
  • Venezuela mejoró su posición en el raking de uso de internet a pesar de no liderar en el raking poblacional. Venezuela se destaca con contenidos locales, diversidad de uso y transacciones.

En cuanto a Venezuela según el estudio “Audiencias Digitales”, http://anunciantes.eluniversal.com/profiles/blogs/el-uso-del-internet-en-venezuela realizado por Tendencias Digitales, el país tiene un 37% de penetración en el servicio de Internet, alcanzando más de 10 millones 800 mil usuarios. Cada vez hay más usuarios conectados. Las regiones del país, capital y occidental, destacan con más del 40% de penetración. Internet tiene una frecuencia de uso de 42 minutos al día en comparación con otros medios. En el ranking de las páginas más visitadas en el país: las noticias en la Web atraen un gran número de visitas, las redes sociales y paginas con mayor visitas recibidas: Facebook, Google y Twitter.

En Venezuela, el top 6 de páginas más visitadas está compuesto por páginas de noticias: Noticias 24, El Universal, Globovisión, El Nacional, Noticiero Digital y Aporrea, evidenciando el interés de los internautas nacionales por el tema noticioso.

Todas estas estadísticas corroboran que Internet es hoy un potencial para el usuario encontrar información y conocimiento de su interés. Y dentro de ello la posibilidad de buscar noticias nacionales e internacionales sin salir de casa.

  • Nuevos modos de acceder a la información implica nuevas formas paradigmáticas para buscarla

Internet ha convertido el mundo en una nueva torre de babel que nos alerta para tomar posturas frente al mismo y actuar en consecuencia. Este mito milenario “nos remite a la imposibilidad de los humanos para hablar un lenguaje que nos permita encontrarnos. Evoca lenguajes que se sobreponen mutuamente, se confunden y se destruyen unos a otros. Babel como el lugar de los encuentros frustrados: donde el entendimiento es artículo de lujo, y en el que se multiplican los equívocos, las tergiversaciones haciendo que las personas no logren encontrarse (Martini, 1995, p.10). Babel es el símbolo de la no-comunicación, del cansancio y de las ambigüedades a las que está sometida la comunicación en la tierra y de una civilización en la cual la multiplicación y la confusión de los mensajes llevan a la incomprensión y al aislamiento. Pero es el mismo ser humano quien demostrará que la última palabra no es Babel sino la posibilidad de comunicarnos” (Roccheta, 1990. p. 148). Exaltación del prestigio y éxito de unos en oposición a otros que están en la miseria y desgracia, una cultura virtual “light”, donde todo es relativo, donde no existe la reflexión y los ideales profundos sino el pasarle bien. Práctica que no es ingenua, ni neutra, sino que excluye personas, grupos y pueblos, establece estilos de vidas individualista y hedonista, impone agendas y temas, contrarios a la integración, al respeto de las identidades culturales, a la búsqueda del bien común y a la solidaridad de las gentes: oponiéndose diametralmente a un ser humano creativo, emancipado y transformador dentro del entorno histórico al que le corresponde actuar.

Urge estudiar el fenómeno no sólo para elaborar una crítica que revise las causas y las consecuencias en el presente y futuro, sino para determinar y construir nuevos paradigmas que permitan que el sistema funcione para todos y establezca principios donde el respeto a la dignidad humana, la búsqueda de la verdad, el ejercicio de la justicia y la equidad y la primacía del bien común fluyan en los espacios habituales de la gente como puede ser el hogar, la vecindad, la escuela, y el trabajo. Lo contrario, es cercenar la evolución de la humanidad vista como individuo y colectivo. Evolución que parte de lo simple a lo complejo. (Peña, 2014)

Ante la información internacional que es parte de ese todo de la comunicación los periodistas podrían dar aportes significativos tendientes a fortalecer el desarrollo de un periodismo internacional comprometido con los ciudadanos y los pueblos del mundo frente a los grandes intereses de las corporaciones mundiales y países centrales frente a los pueblos y naciones del mundo periférico.

Uno de los aportes podrían estar orientados a la creación y uso de metodologías que permitan trabajar la información a pesar de estar sometida a su manipulación por parte de quien la genera o ante la saturación de las mismas y exceso de fuentes, compartir criterios de búsquedas y el uso de todos los paradigmas de la investigación social para poder obtener a través de sus métodos y técnicas la información necesaria y útil que puede ser convertida en conocimiento para los pueblos y ciudadanos. Si el mundo informativo y comunicacional se presenta complejo igual tenemos que hacer uso de múltiples herramientas para adquirir aquello que nos resulte valido y pertinente, filtrando lo que distrae o resulta mentira.

En este sentido es necesario conocer los paradigmas, metodologías, métodos y técnicas de la investigación social usadas por la visión positivismo, marxista, histórica hermenéutica, socio crítico, constructivista, construccionista y de la complejidad llamada por otros la emergente. Todas permiten una batería teórica para aproximarse a los contenidos informativos del mundo de hoy. Lo que se requiere formación permanente tanto de los profesionales de los medios de difusión masivos y virtuales como a los ciudadanos responsables de su propia elaboración de la realidad de hoy.

El uso de estos paradigmas permite entender que todos tienen una mirada distinta del problema lo que nos permite una visión más amplia respecto a la noticia que trabajamos.

 

 

Anuncios