Por Aimara Guia

En el Sur contamos con una nueva humanidad, que si permanece oculta e invisible es porque no la valoramos y reconocemos suficientemente.

A pesar de los intentos de los imperios de turno de borrar de nuestra memoria la ancestralidad aún en nosotros subyace saberes y prácticas guerreras, sanadoras y visionarias de maestros y maestras chamanes que si han silenciados, hoy nosotros debemos honrar y hacer manifiesta su presencia como artesanos de un buen vivir.

INFOGRAFIA 4

Anuncios